Discover Our new meditation app is unlike any you've ever experienced. icon caret-right

February 23

Un vistazo virtual a la semana pico: una experiencia detallada para los participantes

Sería una experiencia nueva para mí: asistir a un programa del Instituto Monroe a través de Zoom. ¿Descubriría nuevos conocimientos? ¿Se profundizarían las viejas verdades? Lo descubriría muy pronto.

Asistir a programas en el campus siempre resultaba en encuentros mágicos, pero esta plataforma virtual era nueva para mí. No pude evitar preguntarme: ¿este nuevo formato me permitiría sumergir los dedos de los pies en los mismos ámbitos no físicos que los programas en el campus?

No tenía ninguna expectativa sobre la Semana Pico, pero el programa despertó mi curiosidad. Ciertamente debería ser una gran semana ya que comparte las mejores experiencias de tantos programas maravillosos (Gateway Voyage, Pautas, MC Squared, Lifeline, Exploration 27, Heartline), pero ¿sería así?

Asistir a programas en el campus siempre resultaba en encuentros mágicos, pero esta plataforma virtual era nueva para mí. No pude evitar preguntarme: ¿este nuevo formato me permitiría sumergirme en los mismos reinos no físicos que los programas en el campus? Habiendo tomado todos los programas destacados en Peak Week, era el candidato perfecto para probar la eficacia de la nueva plataforma virtual.

Más o menos una semana antes de que comenzara el programa, Tammy del instituto envió una serie de correos electrónicos explicando los detalles necesarios para transmitir los ejercicios y conectarse a través de Zoom. Un par de días antes de que comenzara el programa, los entrenadores se conectaron conmigo a través de Zoom para asegurarse de que mi equipo estuviera actualizado y funcionara correctamente. Fue. Estaba listo para ir.

¡Luces, cámara, acción! Desde Finlandia hasta la India, pasando por Suiza y los EE. UU., todos iniciamos sesión correctamente. Con Franceen King, Joe Gallenberger y Deryn Winchester al mando, estábamos listos para empezar.

¡Sonreí cuando me di cuenta de que estaba comenzando! Sí, esa transición mágica de lo físico a lo no físico había comenzado; era el cambio que tan bien había conocido en mis muchos viajes al instituto.

Después de las presentaciones, revisar el cronograma y abordar la logística de la Semana Pico, comenzamos nuestro primer ejercicio: Patterning in Focus 15 del programa MC Squared.

Mientras la afinación resonante sonaba en mis auriculares, ondas de energía entraron por las plantas de mis pies, recorriendo suavemente mi cuerpo de arriba a abajo. Automáticamente, comencé a respirar más profundamente. ¡Sonreí al darme cuenta de que estaba comenzando! Sí, esa transición mágica de lo físico a lo no físico había comenzado; era el cambio que tan bien había conocido en mis muchos viajes al instituto.

Cada exhalación profunda empujaba los límites de mi existencia. A medida que mi esencia se expandió, los parámetros de mi forma física comenzaron a disiparse. Imágenes hipnagógicas de color púrpura se arremolinaban frente a mí, emitiéndome una invitación silenciosa a seguirlas.

Sucumbí, deslizándome en estas deliciosas vibraciones. Mi esencia bailaba entre los intrincados y profundos patrones lilas que se fusionaban frente a mis ojos cerrados. Un pensamiento persistente se arrastraba como un susurro en el viento: ¿Qué sigue?

Montamos las frecuencias de mente despierta y cuerpo dormido del Foco 10, y cuando entramos en la conciencia expandida del Foco 12, una sensación de tirón en mi plexo solar llamó mi atención. En cuestión de segundos, mi cuerpo energético estalló a través de mi vientre. Era libre, liberado de las ataduras del físico. Yo era uno con el universo mientras me elevaba en el éter como una cometa en un día ventoso.

Aunque los últimos vestigios de conciencia habían abandonado el reino físico, sabía que estaba a salvo. Entendí que permanecía atado a mi cuerpo físico a través de mi plexo solar. Representaba el “cordón de plata” del que me habían hablado los mensajeros años antes.

Cuando entramos en el vacío cósmico de Focus 15, las puntas de mis dedos de manos y pies se abrieron como trampillas. Mientras me maravillaba ante este acontecimiento y me preguntaba por qué, llegó la respuesta: el equilibrio. En una descarga de información, entendí que alcancé un estado de equilibrio al abrir mi cuerpo energético a estas frecuencias. Me mezclé con estas vibraciones y me convertí en el vacío. Yo era atemporal.

Comprendí que podía entrar en la Rueda del Tiempo. Yo era un engranaje en esta gran Rueda de la Vida y podía avanzar o retroceder. Abrí mis ojos no físicos y me encontré parado en el centro del centro de una enorme estación de tren. Ante mí se extendían muchos senderos de sabiduría. La pista que elijo depende de mí. Un mensaje comenzaba:

18 de julio de 2020

"Sigue tu corazón. Permitan que la guía desde dentro los guíe por el camino de la verdad. Sepan que son uno con este vacío cósmico. Sepa que las habilidades para la manifestación provienen de dentro. Descansa suavemente sobre el paso del tiempo."

Me vi flotando como una hoja en un pequeño río. Mientras vagaba por este espacio sagrado del Enfoque 15, me sentí fresco, renovado. Los vientos del tiempo enfriaron mi existencia. Sabía que podía cortar los lazos con mi pasado para liberar mi futuro, y podía hacerlo siguiendo la sabiduría de mi corazón. Estaba nadando en el reino del potencial puro y tenía el control. Podría tomar decisiones.

Mientras absorbía estas energías protectoras del Enfoque 15, el calor irradió desde el centro de mi pecho y comenzó a tomar forma. En cuestión de segundos, se formó un gran tubo tipo plexiglás a partir de mi corazón. Mientras estaba suspendido dentro de este espacio divino y atemporal de puro potencial, miré a mi alrededor. Desde la distancia, las siluetas se materializaron lentamente, llegando como a través de una densa niebla. Uno por uno, cada miembro de Peak Week apareció a la vista.

El tubo de plexiglás del espacio de mi corazón se conectó con cada participante y las lágrimas corrieron por mis mejillas cuando entendí su propósito. Permitió que la energía del amor fluyera de un lado a otro entre nosotros. Escuché lo siguiente:

"El amor es el gran igualador."

El tubo de plexiglás, como una guirnalda infantil hecha de flores, conectaba a todos. Fuerzas orgánicas pero invisibles nos unían y no estábamos solos; viajaríamos juntos en este viaje cósmico.

Cuando empezamos a respirar al unísono, se formó una membrana diáfana de color rosa pálido sobre nosotros.Una mirada más cercana reveló que había venido de nuestros corazones. Se movió como lo hicimos nosotros; respiramos como nosotros. Por razones que no puedo explicar, sabía que estaba vivo y que era la manifestación de nuestras frecuencias de energía combinadas. Con movimiento en cámara lenta, flotó dentro de este espacio de potencial puro y amor divino.

Cuando comenzamos el proceso de creación de patrones, escuché: “¡Cúrate! ¡Sanar!" Una comprensión invadió mi conciencia: esta forma hermosa y translúcida nos representa. Mientras nadamos en este océano de potencial, nadamos al unísono como uno solo. Llegó un mensaje final:

"Respira el aliento de vida, de amor, de curación, de gratitud, de claridad, de propósito."

Fuimos guiados a liberar nuestros patrones. Mientras lo hacía, vi la delicada forma rosada encogerse hasta convertirse en un orbe casi invisible de color carmesí, flotando en el azul profundo del cosmos. Con un movimiento que me sobresaltó, salió disparado hacia el éter. ¡Nuestro potencial, nuestro patrón grupal, acababa de tomar vuelo!

Este fue el primer día, ejercicio uno. Durante los cinco días y medio restantes de la Semana Pico, mis experiencias solo mejoraron. No hace falta decir que la Semana Pico fue un éxito rotundo. Aunque extrañaba ver a los entrenadores y amigos en el campus (y esas inolvidables galletas de mantequilla de maní que nos preparaba el personal de la cocina), la plataforma virtual demostró ser una valiosa adición a las opciones de programación. Me di cuenta de que la Semana Pico era solo el comienzo de muchos retiros virtuales a los que asistiría.

Reserve su propia experiencia de semana pico

Don't Wait! Sign up for Gateway Voyage today.
Learn More

Candice Sanderson

Psychologist and author, Monroe program grad, Local Chapter Network member

Candice Sanderson has been involved with Monroe Institute’s Local Chapter Network since its inception, and leads one of the two local chapters in Naples, Florida. She began receiving other-worldly messages after returning from Monroe Institute’s Lifeline program in 2013. As a trained psychologist, she had a dilemma: ignore these communications as her clinical training suggested or follow her heart’s advice to embrace them. Read about her experiences in her international bestseller, "The Reluctant Messenger: Tales from Beyond Belief," or follow her on YouTube and other social media platforms.
]