🇺🇸 New Exclusive Veterans and First Responders Gateway Voyage—learn more. 🇺🇸

July 13

Reconectarme con mi niño interior en la meditación

Cuando tomé el programa Exploration 27 en noviembre pasado y me presentaron el Centro Educativo por primera vez en Focus 27, recibí un recordatorio muy entrañable y necesario. Cuando me encontré en el Centro Educativo por primera vez, vi una antigua escuela primaria de estilo victoriano, del tipo que hay cerca de mí en la ciudad de Richmond, donde crecí. En lugar de dar lecciones a personas estudiosas, vi un lugar de juventud. Vi niños jugando y sentí un fuerte sentimiento de inocencia, esa inocencia que tendemos a perder rápidamente en el mundo "real".

Los niños están abiertos a todas las posibilidades y yo también debería estarlo. Es algo terrible perderlo, pero la mayoría de nosotros lo perdemos cuando somos adultos.

Mientras meditaba en esto, me abrí para reconectarme con la maravilla que nos quitan, esa alegría de jugar y sentirnos libres. Nos lo quitan a golpes, pero no debería ser así porque es uno de los mayores atributos que tenemos. Rápidamente recordé lo que se siente al tener ese asombro infantil y cómo mantener la idea de que la magia todavía existe. Los niños están abiertos a todas las posibilidades y yo también debería estarlo. Es algo terrible perderlo, pero la mayoría de nosotros lo perdemos cuando somos adultos.

¿Pero alguna vez fue real la magia? ¿O es la magia simplemente una falta de comprensión de cómo funcionan las cosas? Quizás, si simplemente cambiamos nuestras perspectivas, podamos revivir nuestra creencia en la magia.

Dado que cuando éramos niños no entendemos mucho del mundo, vemos todo como magia. Y hay una alegría indescriptible en ese sentimiento. Sin embargo, cuanto más entendemos sobre el mundo y más cosas se pueden explicar, más perdemos la idea de magia. ¿Pero alguna vez fue real la magia? ¿O es la magia simplemente una falta de comprensión de cómo funcionan las cosas? Quizás, si simplemente cambiamos nuestras perspectivas, podamos revivir nuestra creencia en la magia.

Luego, en Focus 27, me vi rodando entre las hojas de otoño y la hierba fuera de mi lugar especial, y reviví las cosas que me trajeron más alegría cuando era niño.

Como un niño, necesito aprender a tener fluidez con la vida nuevamente. Planeo demasiado. Necesito dejarme llevar y ser yo mismo sin pedir disculpas, encontrar alegría en todo, dejar de agotarme y jugar.

Cuando salí de la experiencia sintiéndome renovado, aprecié este mensaje posiblemente más que cualquier mensaje que haya recibido durante la meditación. Fue un recordatorio rápido para cambiar mi perspectiva sobre el mundo. Como un niño, necesito aprender a tener fluidez con la vida nuevamente. Planeo demasiado. Necesito dejarme llevar y ser yo mismo sin pedir disculpas, encontrar alegría en todo, dejar de agotarme y jugar. A veces necesito escuchar mi guía por encima de mi lógica. Los niños piensan que pueden hacer cualquier cosa porque saben que pueden hacer cualquier cosa. Y necesito encontrar eso dentro de mí nuevamente. Como adultos, podemos ser nuestros mayores obstáculos en el mundo. Nuestras experiencias y patrones pasados ​​pueden interponerse en el camino de nuestros deseos y motivaciones.

Me recordaron que podemos cambiar nuestra realidad rápida y fácilmente y manifestar nuevos patrones simplemente cambiando nuestras perspectivas en el momento. Esto, en sí mismo, es una idea mágica para mí ahora que soy adulto. Es fácil de hacer desde nuestra vida cotidiana con un rápido cambio de frecuencia. Sólo requiere el asombro infantil y la creencia de que todo es posible.

En lugar de esperar que las personas actúen de cierta manera, puedo permitirme sorprenderme y tomar cada momento tal como se presenta, reconociendo que todo es posible.

También me di cuenta de que ya no tengo suficiente fe en la humanidad. Solía ​​​​creer en la gente y no lo hago. Y eso es un problema. Por eso tengo problemas para contribuir al mundo y centrarme más en mí mismo. Y desde este punto de partida, elijo cambiar mi perspectiva y volver a afrontar cada día con asombro infantil. En lugar de esperar que la gente actúe de cierta manera, puedo permitirme sorprenderme y tomar cada momento tal como se presenta, reconociendo que todo es posible. Me he sentido mucho más divertido desde que recibí este mensaje y espero con ansias nuevas formas en las que puedo sorprenderme.

Y te dejo con la gentil recomendación de que si alguna vez buscas una intención para tu meditación, intentas reconectarte con tu niño interior y ver qué te puede enseñar tu pasado sobre tu presente. Quizás puedas tener una revelación como la que tuve yo cuando te encuentres cara a cara con tu asombro infantil una vez más.

Don't Wait! Sign up for Gateway Voyage today.
Learn More

Malorie Mackey

Actress, author and adventurer

Malorie Mackey is an actress, host, and writer living in Los Angeles, CA. Malorie's first book was published in 2017 and her short story "What Love Has Taught Me" has been published in the anthology "Choices.” You can find Malorie’s travel content on dozens of digital media platforms. Check out www.maloriesadventures.com for more. Malorie's adventures don't just encompass physical adventures. She has been a student of intuition since she was a teenager, studying at Edgar Cayce’s A.R.E. In 2019, Malorie discovered the Monroe Institute while filming her travel show. Since then, she has been studying the art and science of consciousness through many different programs and life experiences.
]